UBICACIÓN: Santo Domingo Nº 1495
TELÉFONOS: +56226961311 - +56226961443

El Regimiento de Bomberos de París, un referente para la Pompe France desde su origen, que tomó como imagen el entonces Regimiento de Bomberos de París. No fueron solo sus uniformes, se conocía por nuestros Fundadores su trabajo, técnicas y prestigio, que siempre se busco emular y colocar al servicio del Cuerpo de Bomberos de Santiago
todo lo anterior, consiguiendo instrucción, técnicas y manuales. provenientes de París.

Nacimiento de una larga amistad
En 1868 llega a Santiago la noticia de un héroe parisino perteneciente a los Bomberos de París. Este bombero había realizado un salvamento de 10 personas de un incendio, provisto de una escala a Crochet, subió por la fachada del edificio realizando diversas maniobras que permitieron
salvar a ese grupo de personas desde distintas ventanas del edificio en llamas la noche del 9 de agosto de 1968, ubicado en la calle Saint-Antoine n° 134, de París, esta noticia que llegaba por los diarios franceses a Santiago, causo un revuelo en las filas de la Compañía, decidiéndose premiarlo desde
Santiago, si, premiarlo a más de 14.680 kilómetros de distancia, ¿cómo se hizo? Aquí la historia…

La Cuarta, decide enviarle un diploma de honor por acto de “Courage”, además de una medalla de la Compañía. Dichas distinciones se hicieron llegar enviando por barco estos objetos, mediante una cadena diplomática. Fue en París que en ministro XXXX hoy embajador de Chile, consiguió una reunión con el General jefe de los Bomberos de París, se le explicó que la Cuarta una Compañía Francesa de bomberos voluntarios de un país llamado Chile, había decidido homenajear al Sargento Francois Thibault, por este acto de coraje. Se le ordeno al sargento presentarse en la embajada donde en una pequeña ceremonia el señor embajador de Chile en Francia y en representación del Director de la Cuarta, le hizo entrega de una carta con los detalles de la decisión y el honor que sentían los bomberos Cuartinos, del diploma y de la medalla. Hoy dicha carta se conserva en el Museo de la Brigade de Sapeurs Pompiers de Paris.

Influencia de los bomberos de París en el CBS.
La experiencia de grandes Cuartinos como don Enrique Pinaud Cheyre, en París, quedó refrendada en su trabajo como Comandante, ViceSuperintendente y Director Honorario, en efecto se encargó siempre de poder en práctica la experiencia militar recibida, los procedimientos de los
bomberos de Paris en toda su vida bomberil, inculcando a las nuevas generaciones estas características que se tomaron y se pusieron a prueba sin discusión, años más tarde con don Louis De Cambiaire Duronea, y la publicación de la Orden del Día manual de instrucciones, se pone en
práctica una adaptación de procedimientos adaptados del manual de instrucciones de los bomberos de París, manual que hasta nuestros días sigue siendo la base de la instrucción nacional, pues desde ahí
se han modificando y actualizando técnicas y procedimientos para las actuales necesidades, una marcada relación que la Cuarta por medio de grandes hombres pudo exportar a los bomberos de Santiago y Chile.

Nace un nuevo acercamiento con los Bomberos de París.
Habían pasado largos años de los ultimo contactos con los bomberos parisinos, cuando don Enrique Pauliac viajó a París y se estableció en ese lugar por algunos meses, pudiendo recorrer Europa y visitar el estado Mayor de los bomberos de París, como recorrer el barrio de Montmartre
donde se ubica el cuartel en el que a mediados de los años ’30 le cobijo por más de un año.
Don Enrique en su visita fue recibido por altos oficiales con quienes puede compartir, contando su propia historia y también la de la Pompe France de Santiago, en ese proceso conoce a un joven Patrice Havard con quien entabla una buena amistad.
Con esta información vuelve a Chile, comenta lo vivido y se realizan distintas comunicaciones que a los pocos años comienzan a dar frutos. Se recibe una importante ayuda desde París, una partida del último modelo de los cascos de acero diseñado en los años ’70, como también la llegada de uniformes de salida, “parada” para nosotros que incorporaban la camisa blanca y la corbata negra, también una cantidad de pantalones de color azul del mismo color de la chaqueta y que serán donados a nuestra Compañía.
En 1986 con la integración del voluntario Christian Chassignolle al servicio Militar y su posterior contacto como bombero profesional, comienza una nueva etapa en las relaciones, ya que este voluntario regresará a Chile de vacaciones trayendo desde París, manuales y uniformes que
prenderán la llama del acercamiento nuevamente. Serán los próximos viajes de Chasignolle una ventana para motivar un nuevo acercamiento, que causo furor en nuestros voluntarios cuando en uno de
sus viajes trae en casco Gallet F1 y su chaqueta larga de cuero con cierre velcro, un mundo de avance que obviamente todos queríamos tener.
Cuando asume como director de la Compañía don Luis Claviere, se propone emprender un acercamiento nuevamente con la Brigada, se consigue una audiencia en el estado Mayor. Es recibido junto a Christian Chassignolle. La visita permite dar a conocer la historia de nuestra Compañía, volver
a contar todas las historias y reencantar a nuevos oficiales que poco conocen de nosotros.
Con reiteradas visitas a comienzos de los años ’90 permiten que el entonces general de la Brigade de Sapeurs Pompiers de Paris, acepte la invitación que lleva el director Claviere. Un jubilo invade el cuartel, debíamos organizar la llegada del General a Santiago, que haríamos, donde lo
llevaríamos, ¿qué mostraríamos de nosotros?, un mundo de preguntas y respuestas que los oficiales de la época, junto a los respectivos Consejos y la Compañía entera se encargaron de organizar para poder presentar al General una Compañía y toda una Historia.
Rápidamente la Compañía empezó a mover toda una maquinaria, informar a la Embajada, pedir colaboración, lo mismo con nuestros Oficiales Generales, pedirles que se sumaran, que el Cuerpo de Bomberos también se hiciera parte, incluso solicitar apoyo al presidente de la Junta
Nacional y su cercanía por ser miembro de la Quinta Compañía del Cuerpo de Bomberos Ñuñoa, Compañía con la cual compartimos canje ieieicc, convencer a las compañías de Canje que también recibieran en visita el general y su comitiva, etc. Fue un largo camino de varios meses con muchas reuniones y gran trabajo desarrollado por nuestro Director. Que a su vez meses antes, mientras él se encontraba en París realizando estas gestiones se recibieron los Cascos F1 Gallet por parte de un Ministro Francés.

Llegó la fecha, el día que fue recibido en el aeropuerto de Santiago el General Bernard Fauchier, acompañado del Coronel Jean Luc Maresq y sus respectivas esposas. Se había pensado en muchos detalles y apoyados por un alto oficial de Carabineros de Chile, bombero de la Quinta de
Valparaíso, Pompe France, se había dispuesto de escoltas de carabineros en moto, por lo que los desplazamientos se hacían a una excelente velocidad y con la mayor seguridad.
Esa misma tarde el general Fauchier fue recibido oficialmente en nuestro cuartel, con la presencia de las mas altas autoridades del CBS, de la embajada de Francia en Chile, de la agregaduría de defensas civiles, militares, miembros honorarios y amigos; se dispuso de lo mejor que teníamos, la ceremonia llevada a cabo en la sala de máquinas logró mostrar una Compañía disciplinada y ordenada, ceremonia dispuesta en español y francés, fue allí donde el General pudo darse cuenta quienes éramos llevándose durante las diversas jornadas la más alta imagen de la Pompe France de Santiago.
El General Bernard Fauchier, pasa revista a la Compañía junto al Superintendente y Comandante.

Fue recibido por el Directorio del CBS entregándosele la medalla al mérito del cuerpo de Bomberos de Santiago, visito Valparaíso y Punta Arenas, la Junta Nacional recibido por el entonces presidente Octavio Hinzpeter, pudo recorrer Santiago, incluso algunos lugares típicos del centro de
Santiago, fue una semana cargada de actividades que dieron comienzo a una relación. Se había dado un paso gigante en las relaciones, la imagen de la Compañía estaba en un excelente sitial, los altos oficiales de la Brigada retornarían con muchas dudas resueltas, con un cariño y amistad que
comenzaría a dar sus primeros frutos.

Nuevas vistas de nuevos Generales
Una vez que se logró la visita del general Fauchier, se continuo el trabajo constante de nuestro Director para seguir afianzando la relación, muchos viajes realizó don Luis Claviere en los años 90, viene el cambio de General, llegan nuevas caras y hay que mantener la relación, las reuniones, seguir presentando y dando a conocer la Pompe France de Santiago.
La visita de nuevos Generales llegarían a Santiago, los Generales Señores Jean Martial y Richard Lefevre, este último terminará un proceso de hermanamiento de largos años.

En estas nuevas visitas se desarrollará el mismo despliegue de todos los bomberos de la Compañía para mostrar lo mejor de nosotros ante las nuevas visitas, también el Cuerpo de Bomberos de Santiago nos apoyaró en esta iniciativa.
Se empiezan a lograr algunos avances como por ejemplo, la aceptación para que voluntarios de la Cuarta, puedan realizar un stage de 3 semanas en los cuarteles de la Brigada, es así como empezarán los viajes de varios
Cuartinos a fines de la década de los años ’90, impregnándose de vivencias imborrables junto a los Bomberos de París, pudiendo salir con ellos a las intervenciones realizando una vida de cuartel como uno más dentro de cada equipo. Luego, se podrá incluir a bomberos de otras compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago. Son varios los voluntarios de la 1ª, 3ª, 6ª, 7ª, 9ª, 11ª, 12ª, 17ª y 18ª compañías han podido conocer de cerca el funcionamiento de la Brigada.

FrenchSpanish