Charles Gourgeon Channelet, Mort au Feu

Charles-Gourgeon11

El 3 de agosto de 1954 se produjo un incendio de poca magnitud en la tienda de artículos eléctricos Internach, en la primera cuadra de la calle Ahumada. Se quemaba una bodega que contenía gran cantidad de tubos fluorescentes y otros materiales al fondo del estrecho local. El fuego rompió los tubos dejando escapar los gases venenosos y el monóxido de carbono en el recinto sin ventilación. Los voluntarios instalaron una manga extractora para lanzar los gases tóxicos y el humo al medio de la calle pero ya uno de ellos había inhalado sin darse cuenta los gases mortales. Este fue Charles Gourgeon Channelet que acudió de los primeros al llamado de incendio. Se encontraba trabajando en el Banco Israelita desde cuyas oficinas escuchó el paso de las bombas. Interrumpió su labor y corrió la corta distancia que lo separaba del lugar amagado. Al poco rato se siente mal y es conducido a la Asistencia Pública donde se le proporciona oxígeno creyéndolo afectado por gases emanados de una combustión corriente de maderas o materiales no peligrosos. Aún no se registraban casos fatales originados por la emanación de estos gases, ni en las industrias, ni en el Cuerpo de Bomberos. Pronto se recupera con el oxígeno y vuelve a la bomba y después a su oficina.

Gourgeon1

Eran los tiempos del gran compañerismo en el gremio bancario al que muchos bomberos pertenecían. Existía como un pacto no escrito entre los colegas bancarios de reemplazar al bombero cuando éste acudía a un incendio. En compensación éste debía reemplazar al que salía a “hacer un diligencia” y hasta en los días de balance los gerentes hacían la vista gorda con los bomberos. No es de extrañar que Carlos Gourgeon, hombre muy querido por sus compañeros, saliera libremente de su oficina para volver dos horas después a reanudar su labor.

Gourgeon2

Los sindicatos bancarios miraban con gran simpatía la actividad bomberil de sus afiliados. Esta solidaridad a todo nivel, para casos de incendio, era fomentada por el Gerente General de la Caja Bancaria, el recordado voluntario don Eduardo Fernández Fernández. Los gases tóxicos habían envenenado el organismo de Gourgeon y le produjeron una rápida muerte mientras terminaba su trabajo en el Banco. Sus restos recibieron el homenaje póstumo que se tributa a los mártires de la Institución. Fueron velados en el salón del Directorio en el Cuartel General. En los funerales habló el Superintendente, el Director de la Cuarta Compañía, a la que sirvió desde que tenía 18 años, el Director de la Compañía francesa de Valparaíso y muchos otros oradores entre los que destacó por su sentimiento el representante de la Federación Bancaria de Chile.

diario7

Charles Gourgeon Channelet ingresó a la Pompe France el 15 de Enero de 1936. Fue presentado por su hermano Guy quien se radicó en Francia después de ir a combatir en la Segunda Guerra Mundial. El padre de estos voluntarios fue ex combatiente de la Primera Guerra y visitaba mucho a sus hijos en el cuartel de la Cuarta Compañía. Se sentía como en su hogar y los alentaba en el cumplimiento del Deber. Jorge A. Poirier en sus magníficas páginas “Les Soldat du Feu” destaca la gran emoción con que el Teniente Andrés Pinaud anota en el Libro de Guardia de la Cuarta el sacrificio de Gourgeon. Es un fiel retrato del compañero: …”cuando en cada lista oigo nombrarlo, lo veo con su sonrisa ancha y franca, con su personalidad tan familiar, irradiando bondad y corrección… y me parece oírlo contestando “PRESENT”.

020

Texto: Agustín Gutiérrez V.

Fotos: Archivo Histórico Pompe France / www.segundinos.cl

Comentarios (0)

Deja un Comentario